Audio marketing: el hilo musical de nuestras compras

audiomarketing

¿Qué es el audio marketing?

“Podemos definir el audio marketing como una técnica que utiliza el sonido o la música con la finalidad de condicionar el comportamiento de los consumidores y su proceso de toma de decisiones. De hecho, expertos en neuromarketing y neurociencia confirman que la música estimula simultáneamente varias zonas del cerebro, especialmente aquellas relacionadas con las emociones, lo que condiciona sustancialmente el comportamiento del individuo”

El dominio del beat por minuto

En la antropología se hace hincapié en los cambios duales a los que el ser humano puede hacer frente.

Existen las noches y los días, al igual que los días soleados y los de tormentas o incluso los cambios de humor límites. He aquí que el hombre desde antes de conocerse en el espejo de la historia ha hecho sonar desde un primitivo y ancestral ritmo de tambores esa dualidad a la que imita.

Y dirán ustedes, ¿ hasta que punto es eso verdad? Pues realmente hasta el punto en el que el audio marketing en la sociedad globalizada de hoy hace un uso partidista de este ritmo incesante para atraernos comercialmente hablando: los ritmos acelerados incitan a la compra casi compulsiva de, digamos una tienda de ropa, donde el espacio es fundamental y se agradece el tránsito rápido de potenciales compradores. Unas dosis de música hedonista y la suerte estará echada para bien de la marca de ropa en cuestión.

Los centros comerciales hacen acopio de esta estrategia llegando incluso  a focalizar su esfuerzo en campañas concretas; no es lo mismo la música fraternal de una Navidad entrañable que  el tumultuoso principio de curso escolar, donde el marketing necesita reforzar con todo su acopio de fuerzas la tendencia natural del consumidor a no gastar más de lo indispensable en tales circunstancias sociales.

En otro orden de cosas, si habláramos de grandes clásicos de la música popular del siglo XX descubriríamos que entre los métodos de los ingeniosos ingenieros de sonido está la herramienta de la compresión sonora, que hace indispensable subir el volumen de nuestros equipos a la hora de disfrutar de tales obras.

A lo largo del siglo, cuando el mercado ha ido imponiendo sus reglas comerciales ha conseguido hasta que se graben los discos con mucho más presencia y como consecuentemente con peor calidad de salida. Pero la regla básica de estos larga duración es sonar y entrar en la parte neurológica del cerebro.

El olor de los sonidos

Aparte de que incluso los no natos cuando pasan a ser tiernos bebés se estimulan por la música que han disfrutado sus embarazadas madres en el período donde eran pasto de las técnicas de audio marketing en las tiendas premamá a las que acudían, es indudable que esta estrategia no ya solamente rítmica, si no también de estilo musical, atrae a su mercado.

La tienda donde los adolescentes compran sus atuendos estimula la intimidad de un público particular. Dicho público o mejor dicho, comprador en ciernes, es conocido como “nicho” o “tribu” en la lengua jergal del marketing.

Se crea así una estrecha relación entre una determinada marca de un producto, su estratificación por edades y la pertenencia a un grupo determinado por parte de de los captados. Indudablemente, todos en el clan disfrutan de su selecto espacio musical, lo que refuerza sus vínculos de propiedad colectiva.

Pero quizás donde más victorias ha conseguido el audio marketing es en el campo de la simbiosis de una marca con una melodía sencilla de mantener en mente. Aquí el ingenio del compositor es doble, porque al acierto de la posible tonada, hay que añadirle su efectividad.

Sin ir más lejos, en España cualquiera puede recordar perfectamente la canción de Mercadona, que basa toda su fuerza en su sencillez y voz fémina acompañada a los coros de una voz distinguible masculina.

Ya decía Niezstche aquello de que: “sin música, la vida sería un error” ¿Está usted preparado para ser abducido por las cadencias de las nuevas marcas que están a punto de entrar en sus vidas?

It's only fair to share...Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page

¿Qué es el audio marketing?

“Podemos definir el audio marketing como una técnica que utiliza el sonido o la música con la finalidad de condicionar el comportamiento de los consumidores y su proceso de toma de decisiones. De hecho, expertos en neuromarketing y neurociencia confirman que la música estimula simultáneamente varias zonas del cerebro, especialmente aquellas relacionadas con las emociones, lo que condiciona sustancialmente el comportamiento del individuo”

El dominio del beat por minuto

En la antropología se hace hincapié en los cambios duales a los que el ser humano puede hacer frente.

Existen las noches y los días, al igual que los días soleados y los de tormentas o incluso los cambios de humor límites. He aquí que el hombre desde antes de conocerse en el espejo de la historia ha hecho sonar desde un primitivo y ancestral ritmo de tambores esa dualidad a la que imita.

Y dirán ustedes, ¿ hasta que punto es eso verdad? Pues realmente hasta el punto en el que el audio marketing en la sociedad globalizada de hoy hace un uso partidista de este ritmo incesante para atraernos comercialmente hablando: los ritmos acelerados incitan a la compra casi compulsiva de, digamos una tienda de ropa, donde el espacio es fundamental y se agradece el tránsito rápido de potenciales compradores. Unas dosis de música hedonista y la suerte estará echada para bien de la marca de ropa en cuestión.

Los centros comerciales hacen acopio de esta estrategia llegando incluso  a focalizar su esfuerzo en campañas concretas; no es lo mismo la música fraternal de una Navidad entrañable que  el tumultuoso principio de curso escolar, donde el marketing necesita reforzar con todo su acopio de fuerzas la tendencia natural del consumidor a no gastar más de lo indispensable en tales circunstancias sociales.

En otro orden de cosas, si habláramos de grandes clásicos de la música popular del siglo XX descubriríamos que entre los métodos de los ingeniosos ingenieros de sonido está la herramienta de la compresión sonora, que hace indispensable subir el volumen de nuestros equipos a la hora de disfrutar de tales obras.

A lo largo del siglo, cuando el mercado ha ido imponiendo sus reglas comerciales ha conseguido hasta que se graben los discos con mucho más presencia y como consecuentemente con peor calidad de salida. Pero la regla básica de estos larga duración es sonar y entrar en la parte neurológica del cerebro.

El olor de los sonidos

Aparte de que incluso los no natos cuando pasan a ser tiernos bebés se estimulan por la música que han disfrutado sus embarazadas madres en el período donde eran pasto de las técnicas de audio marketing en las tiendas premamá a las que acudían, es indudable que esta estrategia no ya solamente rítmica, si no también de estilo musical, atrae a su mercado.

La tienda donde los adolescentes compran sus atuendos estimula la intimidad de un público particular. Dicho público o mejor dicho, comprador en ciernes, es conocido como “nicho” o “tribu” en la lengua jergal del marketing.

Se crea así una estrecha relación entre una determinada marca de un producto, su estratificación por edades y la pertenencia a un grupo determinado por parte de de los captados. Indudablemente, todos en el clan disfrutan de su selecto espacio musical, lo que refuerza sus vínculos de propiedad colectiva.

Pero quizás donde más victorias ha conseguido el audio marketing es en el campo de la simbiosis de una marca con una melodía sencilla de mantener en mente. Aquí el ingenio del compositor es doble, porque al acierto de la posible tonada, hay que añadirle su efectividad.

Sin ir más lejos, en España cualquiera puede recordar perfectamente la canción de Mercadona, que basa toda su fuerza en su sencillez y voz fémina acompañada a los coros de una voz distinguible masculina.

Ya decía Niezstche aquello de que: “sin música, la vida sería un error” ¿Está usted preparado para ser abducido por las cadencias de las nuevas marcas que están a punto de entrar en sus vidas?

It's only fair to share...Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestBuffer this page
lunarescreativos

3 comments

  1. Raul Hernández Reply

    Hola María,
    La verdad es que la música y la publicidad siempre han ido de la mano, y se han favorecido mutuamente.
    Los mejores spot publicitarios que conozco llevan una gran sintoniza detrás, o fijándonos en los de coca cola casi todos tienen música pegadiza (del pita pita del).

    Es un buen post, María.
    Gracias.

    • lunarescreativos Reply

      Hola Raul,
      Si, la verdad es que la música y la publicidad siempre han ido de la mano y han conseguido lo que pretendían; persuadirnos.
      Saludos!

  2. Rodrigo Reply

    Hola María,
    Me ha gustado mucho el artículo. Un saludo.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *